Botijas en cana. Acto II, escena 3. Tramando planes

knastkinder_intro_555_200

Advertencia: no apto para menores de 12 años. Vocabulario incorrecto y escenas violentas.

(Semana anterior: Aclara).

La mañana después. Jonathan está acuclillado en el piso y se ve congelado. Tirita de frío y pone los brazos alrededor del cuerpo tratando de calentarse.

GUARDIA (gruñe): ¡DE PIE!

Diego, Ariel y Mariel se acercan a Jonathan y se acuclillan al lado de él en el piso.

ARIEL: ¿Dormiste bien?

JONATHAN: ¿Por qué no dijiste que hay un agujero así de grande en el techo? Me empapé cuando llovió de noche.

MARIEL: Se supone que no te tenía que decir lo que tenías que hacer.

DIEGO: Vos mismo lo dijiste, boludo.

Los tres le sonríen burlonamente a Jonathan, que también tiene que terminar riéndose.

JONATHAN: La verdad, tuve suerte de encontrarme con tres pintas como ustedes.

MARIEL: Suerte en la mala suerte, diría yo.

Los cuatro se miran sonriendo irónicamente; después, un momento de silencio con vergüenza.

JONATHAN (avergonzado): Y Diego, ¿de veras robó la botella para mí?

DIEGO (sacude la cabeza): No, claro que no, boludo, yo también tenía sed.

MARIEL: Fue a propósito a buscar agua para vos.

JONATHAN: Si no fuera por mí no estaban acá, ¿no?

ARIEL: Nos metían en cana igual por cualquier cosa. Meten para adentro a cualquiera que no esté vestido como a ellos les gusta.

MARIEL (a Jonathan): Dale, boludo, parate, ya viene el desayuno. Tenés que morfar algo.

Jonathan se endereza decidido.

JONATHAN: Sí, y va a ser en mi hotel. Los metí acá, así que los vuelvo a sacar.

ARIEL (divertido): ¿Y? ¿Cómo vas a conseguirlo?

JONATHAN: Ni idea. Pero esto es una reverenda cagada: meter pibes presos. Esto se tiene que saber, si no, nada va a arreglarse.

ARIEL (burlón): Podés hacer una obra de teatro. Cuando vuelvas a casa.

DIEGO: Claro. Entre rejas, los botijas en cana.

MARIEL: Y Diego con el papel principal.

Los tres se ríen, y solo Jonathan se queda serio.

JONATHAN: Y, ¿por qué no?

ARIEL (se pone serio de golpe): Porque no cambiás nada con eso.

JONATHAN: ¿Estás seguro? Pero primero tengo que salir de acá. ¡¡GUARDIA!!

MARIEL: Dejá eso mejor.

JONATHAN: Me voy a casa ahora. Y ustedes también. ¡¡GUARDIA!!

El guardia viene muy enojado.

GUARDIA: ¿Quién me molesta en el desayuno? (Se queda parado cuando descubre a Jonathan) ¡Vos otra vez!

JONATHAN: Tiene que haber un anuncio de desaparición. Seguro que mis padres ya estuvieron en la policía. Y ellos tres aquí, son inocentes. Yo devuelvo la botella, si de eso se trata. Si es por mí, hasta un casillero lleno.

GUARDIA (burlón): Sos muy cómico, vos.

JONATHAN: Quiero hablar con el director.

GUARDIA: Pero él no te quiere hablar a vos.

JONATHAN: Pero…

GUARDIA: Callate la boca de una vez.

El guardia le pega con la porra y Jonathan cae al piso. Ariel, Mariel y Diego lo arrastran lejos rápido hacia un rincón de la escena. El guardia va a la rampa del escenario y le habla al público.

GUARDIA: No es que no me gusten los botijas. Yo tengo los míos. Cinco gurises espléndidos. Tres varones, dos nenas. Pero los de acá no son ningunos botijas. Son delincuentes, no están acá por casualidad. Algunos se ponen bien descarados, como este recién. Entonces, francamente, acá están mejor que en la calle. Esto es una especie de sanatorio para ellos. Se les podría dar algo más, escuela y eso, pero la mayoría son de lo más burros, porque con esa manía de aspirar adhesivo ya se quemaron el cerebro. Pero igual se siguen pagando el pegamento, como si les sirviera para algo. Yo tampoco gano mucho, y además, ¿no les dije acaso que tengo cinco hijos?

El guardia se va sin preocuparse más de los botijas.

Se apaga la luz.


Próxima semana: Ganar plata.


BOTIJAS EN CANA. traducción al castellano rioplatense (variante uruguaya) por Fabio Descalzi, a partir de la versión original en alemán de Knastkinder, por Rüdiger Bertram.

© 2007 Rüdiger Bertram (original en alemán). www.ruedigerbertram.com, www.knastkinder.de

© 2008 Fabio Descalzi (esta traducción al castellano). Contacto: fabiodescalzi@netgate.com.uy

IMPORTANTE: para publicar o poner en escena esta obra, es imprescindible ponerse en contacto con el autor.

Anuncios

2 comentarios sobre “Botijas en cana. Acto II, escena 3. Tramando planes

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s