Botijas en cana. Acto II, escena 4. Ganar plata.

knastkinder_intro_555_200

Advertencia: no apto para menores de 12 años. Vocabulario incorrecto y escenas violentas.

(Semana anterior: Tramando planes).

Jonathan, Ariel, Mariel y Diego se acuclillan en el piso.

ARIEL: Vas a quedarte un buen rato con nosotros acá.

JONATHAN: Eso es imposible. La semana que viene vuelve a empezar el liceo.

MARIEL: ¿Vas al liceo?

JONATHAN: Todos van al liceo o a la escuela. Te lleva la policía si no querés ir.

DIEGO: Aquí, la policía te agarra por cualquier cosa. Pero nunca me dijeron que la policía te meta en cana por no ir al liceo.

ARIEL: No te estoy diciendo solo una semana, boludo.

JONATHAN (sin entender)
¿Cómo es?

MARIEL: La última vez estuvimos cuatro meses acá.

DIEGO (señala a Benja, el botija grandote que echó ayer a Jonathan): Y aquél está acá desde hace un año.

JONATHAN: Me estás jodiendo.

DIEGO: Esta vez no. Hay que joderse.

JONATHAN: No me va a pasar a mí. Yo voy a salir. Nosotros vamos a salir.

ARIEL: Y, ¿me querés decir cómo?

JONATHAN: Nos escapamos. El muro no es tan alto.

MARIEL: No es alto, pero te rompés las manos. Está lleno de culos de botella.

JONATHAN: Y ¿qué tal cavar un túnel?

DIEGO (gira como un rotor): ¿O un helicóptero, ya que estamos?

ARIEL (a Jonathan): Vas demasiado al cine, vos.

JONATHAN: ¿Y si hacen algo entre todos? ¿Todos los que están acá encerrados? Una revuelta o algo de eso.

ARIEL: La mitad de los que están acá están contentos, si se pueden acordar del nombre. Están todo el día pirados. (Se ríe) ¡Una revuelta! No jodas, olvidate.

JONATHAN: Pero tiene que haber alguna manera…

MARIEL: Podrías tratar de sacar para afuera una hojita con algo escrito. Para tus padres.

JONATHAN: ¡Pero claro! Pero ¿cómo no se me ocurrió antes?

DIEGO: ¿Vos también aspirás pegamento?

JONATHAN (hace una mueca): ¡Tarado!

ARIEL: Pero cuesta guita. No dejan escribir cartas, por eso tenés que coimear al guardia.

DIEGO: Pide lo menos mil pesos por eso.

JONATHAN: ¿Y de dónde los consigo?

ARIEL: Te los tenés que ganar.

MARIEL: ¿Qué sabés hacer?

JONATHAN: Tengo sote en ciencias sociales y puedo tocar la guitarra. Y soy buen delantero izquierdo.

DIEGO: Genial, te pagan un millón si pateás la pelota para el cuadro de los botijas en cana.

MARIEL: ¿Podés escribir?

JONATHAN: Obvio.

MARIEL: La mayoría acá, no sabe. Podrías escribirles cartas. Para sus padres. Así podrías ganarte unos pesos.

DIEGO: Al guardia le va a encantar. Engorda su negocio.

JONATHAN (a Ariel): ¿Te parece que funcione?

ARIEL: Probá, puede funcar.

Se apaga la luz.


Próxima semana: Escribiendo cartas.


BOTIJAS EN CANA. traducción al castellano rioplatense (variante uruguaya) por Fabio Descalzi, a partir de la versión original en alemán de Knastkinder, por Rüdiger Bertram.

© 2007 Rüdiger Bertram (original en alemán). www.ruedigerbertram.com, www.knastkinder.de

© 2008 Fabio Descalzi (esta traducción al castellano). Contacto: fabiodescalzi@netgate.com.uy

IMPORTANTE: para publicar o poner en escena esta obra, es imprescindible ponerse en contacto con el autor.

Anuncios

4 comentarios sobre “Botijas en cana. Acto II, escena 4. Ganar plata.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s