¡Cómo nos divertías!

Imperio galáctico de Asimov

Hace ya un mes se cumplió un siglo del nacimiento del genial escritor Isaac Asimov. Aunque él prefería celebrar su cumpleaños en enero. Porque, claro está, él había nacido en otro país que ya no recordaba. Creció como buen brooklynense, hablando idish e inglés. Se graduó en química, tenía todo el perfil de un científico; y sin embargo, por temprana influencia familiar siempre se le dio bien escribir. ¡Y cómo lo hacía!

Mi primer acercamiento a su obra fue en mi infancia, con un cuentito de ciencia ficción infantil titulado ¡Cómo se divertían! —yo todavía no me lo podía imaginar, pero ya pintaba un futuro con niños educados de manera personalizada por robots. Esos niños del futuro, a su vez, envidiaban a los niños como yo, que íbamos a una escuela donde teníamos muchos compañeros para jugar en los recreos y apoyarnos entre nosotros.

Con el paso del tiempo, otras de sus obras más sesudas fueron cayendo entre mis manos, como el durísimo Las amenazas de nuestro mundo (de 1979, traducción al castellano en 1988). Siempre lograba despertar interés, inquietud, pasión por ver cómo sigue y termina la obra… y ganas por buscar otro libro más. Era inagotable para escribir.

Larga vida al gran Isaac. Por cien años más de inspiración en el mundo que nos espera.


Más sobre este tema en un artículo publicado en Brecha el 24 de enero de 2020.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .