Etiqueta: Lectores

Mil queridos lectores (o más)

Fuegos_artificiales_San_Carlos

Una verdadera fiesta. Mil seguidores. Sin más palabras.

Cuando comencé a bloguear allá por junio de 2016, un hormiguear en mis dedos me llevaba a volcar pensamientos, ideas, frases en estos lienzos en blanco. De a poco se fueron acercando lectores y seguidores. Me fui integrando en colectivos con otros colegas. Me sentí acompañado y respetado.

Mil seguidores en WordPressLa vida de quien quiere escribir y publicar suele estar llena de obstáculos. Cuando me decidí a lanzar la primera edición de Amigos orientales sabía que mi camino no iba a ser sencillo. Pero quienes me acompañan aquí semana a semana me han hecho muy llevadero ese recorrido. En esta ocasión, le agradezco a mi colega traductora Bárbara, del blog Transderlust, por haberme seguido completando este mágico número.

A todas y todos, muchas gracias. ¡Gracias por estar! ¡Gracias por seguir! ¡Gracias, una vez más, por seguir visitando estas páginas!


Foto: fuegos artificiales tras la iglesia de San Carlos, una de las ciudades más antiguas de mi país. (Imagen tomada de Wikimedia Commons).

Anuncios

Novecientas manos

Many_Hands_(16859686419)

Comienzo mi montevideana mañana con una linda noticia. Este blog cuenta ahora con novecientos seguidores.

Cada vez que se suma una nueva centena, le agradezco a la persona que tuvo la surte de hacer clic justo en ese momento (y les pido por favor a los demás que no se ofendan, porque es evidente que el momento de llegada es aleatorio). Esta vez le tocó en suerte a Javier Ruiz, bloguero animalista y amante de las humanidades.

Gracias, muchísimas gracias a todos por seguir sumando en este espacio. Ahora que la red social de abreviatura FB se está mercantilizando tanto (y apesta), es cada vez más un auténtico placer frecuentar las páginas de mis colegas de WP. Y una emoción que frecuenten las mías.

¡Ochocientos abrazos!

Hug in grey

Una noticia que me llena de alegría por lo inesperada: siguen aumentando los visitantes. Y digo así, noticia inesperada, porque últimamente la frecuencia de mis publicaciones en el blog se ha reducido mucho, y por esa razón creí que no iba a merecer esto.

No es posible desdoblarse y estar en dos partes al mismo tiempo; dedicarme a presentar y distribuir mi libro impreso me está demandando energías, además de las que me exige mi vida usual. También sucede otra cosa: vivo en un país chico, casi como un pueblo grande, en donde todos nos conocemos, todos sabemos algo de algún conocido de alguien… Y ahora me ha tocado a mí recibir llamadas y comentarios de mucha gente que se entera que publiqué un libro. Es una dicha muy grande que, honestamente, les deseo a todos los escritores, ojalá que puedan vivirla algún día.

Abrazos. He recibido muchos en estas semanas. Algunos de personas que no veía desde hacía más de veinte años. Es algo muy intenso, indescriptible, intransferible.

Que también me gustaría compartir con todos los colegas blogueros que me acompañan. Que me siguen acompañando. Que me han dado vida a lo largo de más de un año, mientras todavía luchaba por sacar adelante mi primera publicación. Me dieron vida, oportunidades de participación, presencia. Hasta me permitieron labrarme parte de una bio como autor (lo que pueden leer en la sección “Acerca de mí” también se los debo a ustedes).

Gracias a Carlos Vásquez, que se convirtió en mi bloguero seguidor número ochocientos. Gracias a todos estos ochocientos blogueros que me siguen. Gracias a ellos y también a tantos otros lectores invisibles que, semana a semana, me regalan sus abrazos desde todos los rincones del planeta. ¡Muchas gracias!

Setecientos

Surf en La Pedrera

Déjense embrujar por las olas del Atlántico oriental.

Imaginen que se deslizan en una tabla, el agua rugiente.

Así me fluye cuando va creciendo en estas páginas la gente.

Gracias a los setecientos seguidores, ¡se siente genial!

· imagen: oleaje en La Pedrera, Rocha, Uruguay; fuente: Wikimedia ·


Habitualmente, cuando este blog suma cien seguidores más, menciono a la respectiva persona que tuvo el honor de pulsar el botón de seguir. En esta ocasión se trata de Eva, nueva compañera del colectivo literario Letras&Poesía, pueden conocer su lindo blog Besos de versos si gustan.

Y por si acaso: lo de «Atlántico oriental» es relativo a la costa de mi país, ubicado en un rinconcito oriental del Cono Sur sudamericano.

Marzo, mi mejor mes

trebol sanantonio
Marzo me marchó muy movido. Más me maravilla mencionarlo. Mucho.

Gracias a todos ustedes, puedo alegrarme de un mes con más de 3.500 vistas, el mejor de toda esta etapa de bloguero.

Como el trébol de cuatro hojas y el San Antonio de siete puntitos, me han dado mucha suerte.

Mil más mil más mil y quinientas gracias a mis lectores maravillosos.


Actualización al 1º de abril: al público le gustó tanto esta imagen que la voy a convertir en mi logotipo de blog. También comento que el total de visitas en marzo fue de 3.693, unas 119 por día. Todo un récord.

DC

six_melting_candles_by_darkenedheart_stockSiguen llegando abreviaturas a estas páginas. Porque se ruega ser breve. Los lectores prefieren las entradas cortas.

DC = después de Cristo (clarísimo, no necesita especificar).

DC = Distrito de Columbia (en donde se alza la ciudad de Washington, muy bonita, pero no, no se trata de eso).

DC = abreviatura inglesa de “corriente directa” o “corriente continua”. Bueno, hay algo de eso, una corriente continua, bastante directa, pero no precisamente de electricidad.

DC = algún canal de televisión por cable, pero no, tampoco. Aunque sí se trata de algo muy entretenido.

DC = da capo, término musical muy inspirador. Cuando algo va otra vez, se repite, de vuelta, más. Bueno, ahí nos vamos acercando al motivo de esta entrada.

Seiscientos. Sí, ya son seiscientos los seguidores de WordPress que se han ido acercando a estas páginas. Esta vez, quien completó una nueva centena de seguidores fue Ernesto, un joven ecuatoriano, compañero escritor de L&P.

¡Qué mes de marzo tan celebrado! Gracias a todos ustedes, y a muchos otros que también se acercan día a día.

El día D

500_followersHubo un día C. Y un día CC.

Seguido de un día CCC. Después, un día CD.

Pero hoy es el Día D.

Algunos que sepan historia, sabrán que fue el principio del fin de una gran guerra. Otros le llamaron el fin del principio. Pero, gracias a Dios, hoy no se trata de ninguna guerra.

Se trata D… Cinco veces cien seguidores. Hoy, gracias a la colega Lucía Folino, amante de la poesía que, con más de dos años de experiencia blogueando, hoy me honra siguiéndome a mí, que apenas paso de seis meses en estas lides.

Qué hermoso final de año. Con tantos festejos y alegrías que todos ustedes, seguidores, han hecho posibles de una manera u otra.

Hoy es el día D ustedes. 🙂

¡Muchas, muchas gracias!

¡Qué regalo de Navidad!

¡Muchas gracias al público lector por la votación recibida! ¡¡Y además, por partida doble! Lo más gracioso es que me enteré por WhatsApp y chat de Facebook, dos amigos que se apuraron a ver este video antes que yo.

  1. Acaban de ungirme “Mejor escritor de Latinoamérica” en el blog Letras & Poesía, en el que participo desde hace meses. Estoy emocionado, más si se tiene en cuenta que los demás  candidatos tienen más veteranía que yo en estas lides: Jorge Romero (Colombia), Arianna Frencia (eritrea residente en República Dominicana), Thais Aliss (Bolivia), Gabriela Urbina (México), Araceli Sánchez (México), Ana María González (México); tuve el honor de representar a Uruguay. Ha sido un verdadero gusto formar parte de este grupo de nominados. Queda hecha la invitación a visitar sus escritos, se van a deleitar.
  2. Entre las múltiples categorías técnicas de blogs presentes en la plataforma WordPress, estuve nominado como “Mejor blog de traducción“. No dejen de visitar el blog de Olga, 20.000 lenguas… la verdad, ella tenía más mérito que yo, porque su blog tiene dedicación exclusiva al tema.

¡Gracias, L&P, por esta distinción!

¡Mil gracias, lectores, por la ovación! (Sí, esta votación se siente así, como un aplauso silencioso pero estupendo).

A elegir el título solidario

read_across_america_with_the_cat_in_the_hat_130301-m-mx805-253

Hola, amigos.

Desde la redacción de Scripto queremos agradecer todas las aportaciones que estamos recibiendo. Muy pronto tendremos la revisión de los textos finalizada, pero mientras tanto, hay muchas otras cosas en marcha, como por ejemplo la elección del título.

En su momento ya les pedimos que nos ofrecieran posibles títulos, y entre los propuestos hemos seleccionado los que creemos que mejor definen el proyecto. Ahora, queremos que nos ayuden a elegir uno. Hagan clic en la imagen que ven abajo y voten por el mejor título para el libro:

entrada-encuesta

Muchas gracias.

Redacción de Scripto.es


Fuente: página de Textos Solidarios en Scripto.es

En Twitter, usen la etiqueta #TextosSolidarios.

CD

C. CC. CCC. Y ahora, CD.

Un momento hermoso. Con un título curioso.

¿Qué es este título, se preguntarán?

No se trata de un dispositivo para grabar datos o música. Tampoco son letras de una matrícula de automóvil. Ni una sigla de esas que tanto abundan.

Un número romano. Que en otra versión no tan correcta suelen escribir como CCCC.

Cuatro veces cien. Hoy, gracias al colega Peter.

Día a día he visto personas que siguen estas páginas. Que me llenan de alegría con sus comentarios y sugerencias. Que enriquecen mis lecturas.

Es la cuarta vez que escribo una entrada para celebrar una centena. Y siempre me acuerdo de la alegría que fue esa primera vez en julio de este año.

A todos ustedes, muchísimas gracias. Me hacen muy feliz.

candles_400

¡Trescientos!

number300.png

Qué lindo momento. A punto de irme a dormir, encuentro una cifra redonda en mi pantalla: trescientos seguidores de WordPress. Esta vez, fue gracias a la bloguera Marguimargui, que comenzó a seguirme hace nada más instantes.

Muchísimas gracias a todos y cada uno de ustedes. Me gratifica saber que me siguen, leen y comentan. Simplemente, gracias. Voy a dormir muy contento esta noche.

Ocho mil gracias

8001-vistas

Un gratísimo momento.

Tras una semana de ausencia, estuve un rato dedicado a elaborar mi anterior entrada, la primera tras siete días de silencio. Un rato después, mientras iban apareciendo los “me gusta” de muchos amables lectores, me picó la curiosidad de ver el tanteador de vistas.

Me devolvió la lectura de un agradable número. Ocho mil.

Son miles de momentos compartidos. Solo un medio multitudinario como este lo hace posible. Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Hong Kong, Italia, México, Nicaragua, Paraguay, Perú, Reino Unido, Uruguay, Venezuela… Distribuidos, sí. Miles de momentos repartidos. En apenas tres meses y medio. ¡Cuánto!

Gracias. Ocho mil gracias a todos quienes pueblan estas páginas y comparten esos momentos. Me llenan de dicha y me alientan a seguir.

Leer con empatía.

Leer con empatía.

El Destrio

Hace unos días el amigo Fabio Descalzi me abrió las puertas a un nuevo mundo, este que ahora comparto con vosotros. De repente aparecen personas que se interesan por el blog, y yo a mi vez empiezo a pasearme por los suyos. Me sigues – te sigo, como escribía hace poco, y así nos hacemos mutua compañía.

Empiezo por tanto a leer textos distintos a los que leo habitualmente. Me explico, cuando uno quiere aprender busca modelos y referencias de calidad contrastada. Tira de clásicos, de autores consagrados y de grandes obras. Eso se lee con admiración pero también con una visión analítica que te permite extraer poco a poco el jugo de este oficio.

Ver la entrada original 672 palabras más

Hierba humeante, rastas rechinantes

Dreadlocks backHace una semana una revista literaria publicaba mi relato La peluca de rastas (hacer clic aquí para leerlo). Varios ya lo leyeron y me hicieron sus comentarios, que mucho agradezco. Hubo elogios, identificaciones, sentimientos, también críticas. Como siempre sucede cuando algo se publica. En especial, cuando toca temas tan actuales como peliagudos. El pelo peinado en forma de rastas les causa repulsión a muchos; y, si además de eso, quien lo usa fuma marihuana, son varios los que ponen el grito en el cielo. Seguir leyendo “Hierba humeante, rastas rechinantes”

Doscientos. Siguen. Sumando.

200_followers

Once días atrás encontraba y reblogueaba un artículo con un escrito de Cortázar sobre el valor del punto y la coma. Cómo cambian el significado de las frases si se ubican distinto de lo previsto.

¿Y qué sucede si los puntos son intercambiables o eliminables? Está lindo ponerse a pensarlo, ¿verdad? El título tiene tres palabras, cada una terminada en un punto. Quiten puntos a capricho, o intercambien el orden de las palabras, y verán que son combinaciones sobre el mismo tema.

Esta madrugada encontré un aviso, de esos automáticos que suelen llegar. Esta vez, el clic mágico lo hizo un nuevo seguidor, El Desgranante, a quien agradezco por haberse aparecido. Como también les agradezco a tantos otros que me siguen desde la primera semana de actividad, o desde hace poco, o desde siempre. Que van sumando visitas, en estos momentos se contabilizan nada menos que cinco mil de ellas, una cifra muy importante. Que no es broma. Porque cuesta.

Da trabajo, insume tiempo, llevar un blog. Lleva tiempo, insume energías, leer los blogs.

Leer. Escribir. Seguir.

Disfrutar. Aprender.

Gracias. Doscientas. Personas.

O cambien los puntos por comas, si prefieren.

¡Gracias por haber leído! ¡Gracias por tomarse el tiempo!