Botijas en cana. Acto II, escena 8. La despedida

knastkinder_intro_555_200

Advertencia: no apto para menores de 12 años. Vocabulario incorrecto y escenas violentas.

(Semana anterior: Pelea).

Jonathan, Mariel y Ariel, que todavía está mal, están acuclillados a un lado de la escena, Pat, Sami y Sara en el otro. Pat mira fijo todo el tiempo a Jonathan, que está sentado cruzado de brazos al lado de Mariel. Se le ve cómo se la trabaja.

ARIEL: Ya no te vas a quedar solo. ¿Me entendiste?

JONATHAN: Ya no soy un pendejo.

ARIEL: Sí que lo sos. Le mostraste qué miserable es su vida. Eso no te lo va a perdonar.

MARIEL: ¿Cómo fue que el cuchillo no te lastimó?

Jonathan saca las piedritas de sus bolsillos.

JONATHAN: Ya son casi cuarenta.

MARIEL: Solo sobreviviste, porque hace tiempo que estás acá.

JONATHAN: Qué loco, ¿eh? (Pausa). Solo que a Diego no le ha servido de mucho.

MARIEL: Sí, pobre Diego.

ARIEL: Al menos, ya no está sufriendo.

Pat se para y se adelanta hacia Jonathan. Sami y Sara la siguen a distancia.

PAT: Nosotros dos todavía tenemos una deuda que arreglar.

MARIEL: ¿No te alcanza que Diego esté muerto?

ARIEL: ¡Dejalo tranquilo a Jonathan!

PAT: Borrate, guacho de mierda.

JONATHAN: Mataste a Diego.

PAT: Y también te voy a matar a vos.

JONATHAN: Entonces, me vas a tener que acuchillar de atrás. No voy a volver a pelear.

PAT (se miran con Sami y Sara): Se los dije, es un cagoncito.

JONATHAN: No soy cagón, tengo algo que perder, no como vos. Un futuro, cuando salga de acá. ¿Sabés lo que es eso, futuro?

PAT (furiosa): No me des la espalda, si no…

Desde atrás hay un escándalo. Todos miran alrededor alborotados, y de repente se oye la voz potente del guardia.

GUARDIA (sin aliento): ¿Quién de ustedes es Jonathan?

JONATHAN: ¡Yo!

GUARDIA: ¿Vos? Por qué no lo dijiste de entrada. Tus padres recibieron la carta. Desde hace semanas toda la policía está dando vuelta la cuidad buscándote. Todos te buscan, y ahora te tenés que ir en seguida de acá. Orden de muy arriba.

Pat, que escuchó, se mete entre el guardia y Jonathan.

PAT: Él no es Jonathan. Yo soy Jonathan.

Todos la miran fijo. Pat agarra el pasaporte de su bolsillo.

PAT: Tomá, es mi pasaporte. Es una foto infantil, por eso no me veo igual.

GUARDIA: Jonathan, ¡¿eso es un nombre de varón?!

PAT: Ni tanto. De donde vengo, también hay niñas que se llaman así.

GUARDIA: ¿Es cierto eso?

Pat asiente

JONATHAN (desconcertado): Miente. Eso es una mentira descarada.

GUARDIA (totalmente fuera de sí): ¿Quién es el verdadero Jonathan?

PAT (señalando a Jonathan): Ése es solo un guachito sucio de la calle. Ya lo ven.

GUARDIA (a Pat): Bueno, entonces agarrá tus cosas y…

MARIEL: ¡Ni siquiera sabe leer, dale, leé! (Mariel le arranca el pasaporte a Pat de la mano y se lo pone en la cara a Jonathan). ¿Qué dice ahí?

PAT: Ah, ahí dice,… hm… hm…

Jonathan agarra el pasaporte.

JONATHAN: Ahí dice Jonathan Baum, nacido el 20 de noviembre de… ¿Tengo que seguir leyendo?

GUARDIA: No hace falta. (Vuelve a mirar inseguro de Jonathan a Pat). Ahora que queda claro, vámonos. Tus padres te esperan en el hotel.

JONATHAN: Y ¿qué hay de mis amigos?

GUARDIA: ¿Qué creés vos? Se van a alegrar cuando estés de nuevo en casa.

JONATHAN: Digo, mis amigos acá. Ariel y Mariel.

GUARDIA: Hay motivos para que estén aquí. Yo no tengo la culpa.

JONATHAN: Si ellos no salen, yo tampoco.

GUARDIA: Dale, dejate de pavadas y salí, esto ya se puso bastante espeso.

JONATHAN: Si ellos no se van, yo tampoco.

ARIEL: Dale, boludo, andate. Afuera podés hacer más por nosotros que acá adentro. Deciles lo que está pasando.

GUARDIA: Aquí no pasa nada, ¿me entendieron?

MARIEL: Dale, andate. ¡Dale!

JONATHAN: Pero nos vamos a ver de nuevo.

MARIEL: Claro que nos volvemos a ver.

ARIEL (irónico): Te vamos a visitar. Los vuelos no son caros… hubiera dicho Diego.

JONATHAN: Los voy a venir a visitar.

MARIEL: Sí, claro, ahora andate.

GUARDIA: Al fin un pensamiento razonable. Vamos.

A regañadientes, Jonathan sigue al guardia, que conduce un pequeño grupo. Mariel, Ariel, Pat, Sami y Sara lo miran irse. También Jonathan se da vuelta, después corre a abrazar a Ariel y Mariel. A ella, un buen rato.

JONATHAN: Voy a cumplir mi palabra. Prometido.

Jonathan se va con el guardia. Los otros lo miran irse hasta que finalmente desaparece detrás de la escena.

Se apaga la luz. Cae el telón.


Próxima semana: Epílogo.


BOTIJAS EN CANA. traducción al castellano rioplatense (variante uruguaya) por Fabio Descalzi, a partir de la versión original en alemán de Knastkinder, por Rüdiger Bertram.

© 2007 Rüdiger Bertram (original en alemán). www.ruedigerbertram.com, www.knastkinder.de

© 2008 Fabio Descalzi (esta traducción al castellano). Contacto: fabiodescalzi@netgate.com.uy

IMPORTANTE: para publicar o poner en escena esta obra, es imprescindible ponerse en contacto con el autor.

Guardar

Guardar

Traducir humor es asunto serio

En este video de la década de 1980, el Toto Paniagua (Ricardo Espalter) se comporta con torpeza ante una dama (Gabriela Acher) mientras desde otra mesa lo aconseja con gestos su profesor de modales Claudio (Enrique Almada), en tanto el mozo (Andrés Redondo) desaprueba con modales amanerados y desde la barra otros dos (Julio Frade, Berugo Carámbula) miran con caras raras. Las palabras parecen sobrar, predomina un lenguaje visual propio del cine mudo, que casi parece pantomima. Universal es el lenguaje del humor, ¿eh?

Pero no siempre es así. La mayoría de las veces, es imprescindible la palabra para hacer reír. Estos uruguayos que hacían humor en Argentina eran unos genios, sabían cómo cruzar varios límites, no solo geográficos. Pero muchas veces, al cruzar una frontera, un chiste que nos haría rodar por el piso no tiene ninguna gracia para los otros. Sostenía el semiólogo Umberto Eco que lo trágico y lo dramático son universales, pero lo cómico no. Y no es fácil encarar el reto de trasladar el mecanismo que sirve para romper esquemas preestablecidos: el ridículo de otros, los tabúes sexuales y escatológicos, los insultos, la violencia, la burla, la payasada o imitaciones satíricas. Muy difícil si es en una película o programa de televisión.

No tanto en la literatura, un producto cultural que se consume de modo más reposado. Los lectores están dispuestos a invertir tiempo en el disfrute. Además, quien lee un libro busca también ampliar su conocimiento; entender el humor de otro país puede ser placentero para un lector con ánimo de mejorar su acervo cultural. Muchas veces, la traducción del humor pasa por explicar en una nota a pie de página qué es lo cómico; así, no se elimina la esencia del original. Es común que la traducción del humor sea literal o incluso inexistente, manteniendo la expresión en el idioma original como táctica para generar conocimiento a partir de la explicación que se nos ofrece en las notas al pie.

La traducción del humor supone un proceso de adaptación cultural que no resulta sencillo en ningún caso. Se trata de un trabajo que solo pueden realizar con garantía los profesionales más creativos y con más conocimiento de las culturas origen y meta.

Y no es broma.

El adolescente que no podía traducir lo que sentía

Featured Image -- 6245

Letras & Poesía

Originalmente publicado en inglés en nuestro sitio “Letters & Poetry”

Abriendo la puerta con cuidado entró Amir; volvía tarde de la práctica de fútbol. Sus hermanos menores ya dormían. Bueno, no todos; la cama de Malik estaba vacía. ¡Ese sabandija! ¡Otra vez saliendo de noche! Después de tantos rezongos no aprende a comportarse. Siente y hace lo que le parece. Y no está bueno. No para esta familia.

El problema es que Malik se hizo adolescente acá, en este país adonde llegaron hace un año. Siempre se junta con todos esos revoltosos maleducados. Y es obvio que les falta la madre que tanto adoraban. Pobre mamá, falleció cuando Amir, el mayor, apenas tenía trece. Y Malik, siempre la oveja negra, la necesita más que nadie. Es tan inmaduro…

Amir tampoco es tan maduro. Pero al menos es lo bastante consciente. Y eso le duele mucho. Porque él sí sabe cómo…

Ver la entrada original 381 palabras más

Fitónimo

SALTO AL REVERSO

Evónimo_en_Montevideo

Cerca de la orilla de un río epónimo
un prolijo jardinero recortaba un seto;
dicen que, al tratarse de un evónimo,
recortarlo significa un gran reto.

Al acercarse un otoño sin antónimo,
los jardines se mustian en concreto;
pero el último calor, un poco anónimo,
nos obsequia este color tan discreto.


Foto de un ejemplar de evónimo (Euonymus japonica) en un jardín uruguayo.
El río Uruguay es un típico caso de epónimo geográfico.

Guardar

Ver la entrada original

Sumiso lamento

Rosario_madera_sobre_piedras

La puerta gastada del apartamento se cerró chirriando. No es como en lo de Andy, que siempre hay alegría. Aquí pesa un silencio plomizo.

Moro se desplaza por las piezas, parco, con pereza. En el lecho yace la madre. Hace ya varias semanas que casi no se levanta. Las gastadas manos de india recorren las cuentas del rosario. Los ásperos labios murmuran mensajes mesurados.

En el patio vuelan dos colibríes. Buscan el néctar de unas florcitas blancas que crecen entreveradas con las verdes hojas de la enamorada del muro. Moro mira por la ventana. Cómo le gustaría ser colibrí para libar néctar…

Pero no tiene suerte. Bastante con que lo pusieron de delantero en el cuadro de fútbol. Se tiene que contentar con eso. No estudia, no trabaja, no hace más nada que ir al club, donde lo becaron. También le hace los mandados a la madre, le da de comer, la ayuda a levantarse. Siempre lo hacía todo ella sola. Pero ahora está cada vez más desganada. Está muy mal, pero lo resiste.

Moro la acompaña al baño. Espera afuera. Vuelve a entrar. Le da el brazo para que regrese a la cama. Después, vuelve al baño, tira la cadena del water. ¡Qué ganas que tiene de tirar la cadena a tantas cosas! Pero los ojos de mujer pacienzuda de su madre le siguen insistiendo sin hablar. Hay que consolarse con lo que se tiene.


Publicado también en Letras & Poesía, ver aquí.

Guardar

Guardar

Guardar

Los subgéneros de la ciencia ficción

El bloguero y escritor Daniel Arrebola nos ilustra sobre los diversos subgéneros de la apasionante ciencia ficción.

Mundos de Leyendas

subgenero ciencia ficcion.jpg Analicemos los mundos de la ciencia ficción

Catalogar la ciencia ficción en diferentes subgéneros puede ser tan complejo como definir qué es la ciencia ficción como tal. Las características que definen cada una las divisiones pueden compartir rasgos con otra rama, cosa capaz de confundir cuando queremos referirnos a un subgénero en concreto. Las fronteras cambian con el paso del tiempo, por ello, lo mejor es ser flexible con las categorías.

La clasificación presentada a continuación no es una simple lista, sino más bien una serie de temas en los que se puede agrupar la ciencia ficción alrededor de una regla central. Cada novela pertenece a varios subgéneros. Pienso que estas divisiones pueden aumentar al infinito, aunque los grupos que propongo me parecen suficientes.

La ciencia empleada en la narración

Ciencia ficción dura: la ciencia que encontramos se puede explicar, la tecnología se utiliza con un absoluto rigor. No existen…

Ver la entrada original 1.044 palabras más

Uruguay bloguea

Flag of UruguayBlogueros de Uruguay. Blogueros en Uruguay. Blogueros sobre Uruguay.

Como lo prefieran. Aquí está su grupo de Facebook:

UruBlog

A modo de ayuda, incluyo un listado de blogs uruguayos identificados.

Si saben de alguno más, por favor, avisen, que se agrega.

Guardar

Votación 8 para antología

Votación 8 para antología

El poema “Fitónimo” de #FabioDescalzi nominado para la #antología de #SaltoalReverso, te invito a votarlo:

SALTO AL REVERSO

Notebooks «Notebook-Analog», por Dtron. (CC BY).

Resultados de la votación 7

Hola a todos. Continuando con el proceso de selección de obras para la antología, cerramos la votación 7. Más información aquí: Antología.

Para consultar las bases completas, hagan clic aquí: Votaciones para la antología.

Gracias a todos por votar. Los resultados son los siguientes.

¡Felicidades a los ganadores!

Poesía 7Relato 7Artes plásticas 7

Los ganadores de la votación deberán llenar un formulario de permisos de publicación (que les será dejado en su entrada ganadora en breve). Si no lo hacen antes del 8 de mayo, su obra no será incluida en la antología y se destinará ese espacio a la entrada que haya ganado el segundo lugar en las votaciones.



Votación 8

Las obras que entran en la siguiente votación son…

Ver la entrada original 12 palabras más