Etiqueta: Argentina

Riesgos en la noche del Este

Riesgos en la noche del Este

Un pibe atrevido se cuela en todos los bailes de La Barra apenas con trece años. Creció muy de golpe, pasa por grande, se hace el grande, tiene amigos grandes, le gustan las cosas de grandes. Ese verano le queda demasiado grande. No está preparado para derrochar energías de esa manera. Demasiada noche. Un peligro.

Animals, un tema electrónico de 2013 creado por el precoz DJ adolescente holandés Martin Garrix, crea la atmósfera en la que muchos jóvenes sueltan sus instintos. Como le gusta a Fredo, ese arrojado adolescente hijo de una argentina pero nacido en la otra orilla. Oriental.

Fredo baila, seduce, conquista, tiene lo suyo. Pero… ¿dónde quedó la tristeza del indígena Moro? ¿Y la exótica música del sirio Amir? ¿Tienen algo en común?

Crece tu expectativa. Sigue variando la música.

Va faltando menos. Se va acercando Amigos orientales.

Humor de Uruguay al mundo (II)

Tras los orígenes en la era de la televisión “a pedal”, el humor siguió evolucionando. Las décadas transcurrieron. Las épocas fueron cambiando. Las mujeres lucharon por imponer su lugar, también en el humor. No se pierdan esta segunda entrega.

Próxima semana: los nuevos humoristas.

Humor de Uruguay al mundo (I)

El humor uruguayo tuvo épocas de oro. A tal punto que cruzó el charco y también se impuso en Argentina. Tuve el enorme gusto de nutrir mis sentidos y mi memoria con los chistes más finos y las risas más sanas.

¿Quieren saber cómo fue todo? Facundo Ponce de León, viejo vecino del barrio Punta Carretas, nos lo cuenta en este documental de tres capítulos. También pueden leer algo en Búsqueda, si están apurados. Pero no dejen de ver el video, se van a emocionar con un montón de caras y voces conocidas. De las dos orillas del Plata.

Próximo lunes: humor de exportación y ¿machista?

Scripto, comunidad de escritores

Scripto_TwitterLa comunidad de Scripto.es ya está funcionando. Me copa. Por muchas cosas. Y no solo por estar adentro yo también.

Ya le dimos mucha difusión al proyecto Textos Solidarios, gracias a vos está siendo posible. También estuvimos invitándote a seguirnos entre nosotros. Pero también podés beneficiarte de mucho más, si además te acercás a Scripto.es como comunidad de escritores. Y ya por el hecho de bloguear, tus entradas vuelven a aparecer ahí. Otros lectores que no son blogueros las van a leer. Tenés más difusión. Seguro.

¿Querés saber más? Te conviene entrar en este enlace y enterarte más en detalle. Sí, a vos te hablo, que escribís así, como yo, a lo criollo. No necesitás tutear ni ustedear. Dale, animate. Entrá y escribí.


Sitio web: Scripto.es

Facebook: Scripto-Boss

Twitter: @scripto_es

Correo electrónico: info@scripto.es

tuBabel: regionalismos, jerga, lunfardo

tuBabel
¿Ya probaron tuBabel?

Es un diccionario en línea de regionalismos en castellano.

Si quieren saber cómo se dice tal cosa en un país, o qué quiere decir, o si está bien o mal dicho… O malas palabras, o cortesías, o modismos. Lo que quieran.

A fines de 2017 cumple diez años. Su uso crece.

Me registré hoy, ya lo estoy probando. Me recuerda al Urban Dictionary en inglés.

Pruébenlo, después me cuentan. ¿Conocen a algún babelista?

Sitio web: tuBabel.com

Twitter: @tuBabel


Vean también otros diccionarios y muchos recursos más para escribir.

Guardar

Guardar

Incorrecciones y ofensas

2-how-to-annoy-europeans-with-one-sentence
Cómo irritar a los europeos con apenas una frasecita. Fuente: DesignTAXI

Cuenta la leyenda que Harún al-Rashid, el poderoso califa de Bagdad que inspiró Las mil y una noches, un día se indignó con su bufón. Lo condenó a una severa pena, de la que sólo se podía librar si dentro de una semana, le presentaba una disculpa que fuera más insultante que la ofensa cometida. A los pocos días, durante una revista militar, mientras el monarca presidía la ceremonia, se le acerca el bufón y, como al descuido, le da un pellizco. Encolerizado el soberano, protesta por la irreverencia y, entonces, el bufón se disculpa humildemente: “Perdonad, Majestad, os confundí con la reina”.

Como verán, las ofensas no necesitan ser en términos de salidas de tono, ni griteríos, ni palabrotas, ni insultos. Hay varias formas de ofender. La famosa corrección política es un pretendido antídoto. ¿Efectivo…? Ustedes sabrán. Y si quieren más inspiración, miren la imagen. Dice cosas como esto:

  • España: ¿eres sudaca?
  • Portugal: ¿hablas brasileño?
  • Francia: los vinos de Estados Unidos son mejores.
  • Suiza: el chocolate belga es mejor.
  • Inglaterra: las Malvinas son argentinas.
  • Italia: me encanta la pasta con ketchup.
  • Austria: ustedes son alemanes, obvio.

Y así podemos seguir imaginando otras frasecitas tan ingenuas en apariencia como ofensivas en su esencia. Por ejemplo, preguntarle a alguien que ama sus bien cuidadas plantas de interior si son de plástico. Miren cómo reacciona el padre de Mafalda, casi le da un soponcio…