Ducha de pena

Guy_under_shower

Cae y se desliza.

Se siente, pero escurridiza.

Parece firme, pero pide paso.

Intento abrazarla, pero no hay caso.

Es como la esperanza que se me escapa entre los dedos.

Esperanza, ¿adónde te fuiste?

Desespero esperando que me mires.

Nada más que eso espero.

Y nada menos.

Porque la manera que me mirabas, sí, no te hagas la que no sabías, porque sé que me mirabas, no me la puedo sacar de la cabeza.

Me diste energías para marcar el gol con toda la certeza.

Tus ojos sabían a quién miraban.

Tus gritos sí que me alentaban.

Ya no sé qué sentir.

Ojalá supiera qué pedir.

La granalla de gotas lacera mi piel.

El recuerdo de tus ojos me desespera con su miel.

El agua quiere intentar calmarme.

Pero nada hay que pueda desahogarme.

Esperanza, ¿adónde te fuiste?

¿Será posible que te me perdiste?

«Tambourin» de la Suite en Mi menor, RCT 2 por Jean-Philippe Rameau (1724). Goteo incesante que taladra el corazón…


Ya publicado en Letras&Poesia el año pasado.

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .