Vuelven los diccionarios

dictionaries_12watercooler-master768
Ilustración: Ron Barrett. Fuente: The New York Times.

Ya no me recorren los dedos de nadie. —Páginas Amarillas

Yo ni siquiera existo. — Guía Turística de Yugoslavia

Cáspita… no apoyen los codos en la barra. —Etiquette, de Emily Post

Yo era alguien. —Guía Michelin de París, 1976

Yo estoy de vuelta. Sustantivo. Puesto (de) nuevo. —Diccionario Merriam-Webster

Sí, señoras y señores. Pónganse cómodos y utilicen los viejos y queridos diccionarios. O los nuevos. O discutan cuáles son los mejores. Porque la verdad, los diccionarios están de moda en esta época de tanta postverdad.

¿Todavía existe la palabra “impugnación”? ¿Qué son realmente los “hechos alternativos”?

Quien quiera seguir leyendo en inglés, aquí está el artículo completo en The New York Times, escrito por Katherine Rosman. Quien no quiera o pueda leerlo, inspírese con la graciosa ilustración. A buscar un buen diccionario y usarlo como se debe.

Porque tarde o temprano… la letra con sangre entra.

Anuncios

19 comentarios sobre “Vuelven los diccionarios

  1. Soy romántica y nostálgica y de cuando en cuando manoseo mi viejo Larousse, acaricio sus desgastadas páginas que tanto me enseñaron, aunque para rapidez utilizo el de la RAE digital, los diccionarios son eterna fuente de inspiración y imprescindibles. Además, no desaparecerán jamás de uno u otra forma…

    Le gusta a 1 persona

  2. Muy buen chiste que encabeza el post.
    Aunque no utilice desde hace años un diccionario de papel, por cierto, lo consulto casi a diario para no meter la patita escribiendo. Por pequeña que sea la duda, prefiero buscar en un momento y asegurarme de lo que escribo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Sin dudas, en la actualidad, para la mayor parte de la población, el diccionario, es el gran olvidado. Yo lo consulto muy a menudo, tengo uno de papel pero desde la era era digital lo uso poco y nada, porque lo tengo en el celular y en el PC.
    En el liceo, tuve un profesor de física, que no lo tenía como libro de consulta, sino como libro de lectura, sabía prácticamente las acepciones de todas las palabras y era un verdadero fan de los antónimos y sinónimos, le decías una palabra y él te daba todos los sinónimos o antónimos que tuviera.

    Le gusta a 1 persona

¿Qué te parece?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s