Autor: Fabio Descalzi

Día de los traductores

traduccion-690x395

Hoy, al igual que cada día 30 de setiembre, es la festividad de San Jerónimo de Estridón, patrono de los traductores. Por extensión es también el día del traductor, como lo declaró la Federación Internacional de Traductores. Y desde el año pasado, es oficialmente el Día Internacional de la Traducción.

¡Felicidades a mis colegas de todo el planeta! Seguir leyendo “Día de los traductores”

Anuncios

Jamsas

Jamsas en Palermo Soho
De cinco dedos,
el curioso amuleto
cuida tu vida.


En un muro del restaurante judío “Hola, Jacoba” de Palermo Soho, Buenos Aires, se aprecia esta vistosa colección. La jamsa (en hebreo: חַמְסָה, hamsa, en árabe: خمسة jamsah), llamada también mano de Fátima, es símbolo de protección; su origen es muy remoto, tal vez fenicio o egipcio. Se cree que protege contra el mal de ojo.


Entrada publicada en el portal Salto al Reverso, participa en la convocatoria Vida.

¡Uruguayos campeones en libros publicados!

Nube de palabras letras Uruguay

Siempre es una alegría saber que el país propio avanza en algún aspecto de su cultura. Ahora es la Cámara Uruguaya del Libro quien lo anuncia en su boletín. Uruguay, ese pequeñísimo país en un rincón del Cono Sur, es la primera nación de toda Latinoamérica en cantidad de libros publicados por cada cien mil habitantes: 6,5 es la cifra.

Podés leer esta noticia y muchas más en la primera edición del Boletín de la CUL, que podés descargar haciendo clic en este enlace.

Qué tímida manito

reaching out - two hands

No me animo a mirarla. Ni menos, a nombrarla. Pero allí está, la mano de ella extendida hacia el costado.

¡Dios mío, qué momento! Estamos ella y yo acá, sentados en el mismo asiento del tren, y no me animo. ¡Pensar… la de veces que pasé a propósito frente a la puerta de su casa! Como tratando de encontrar el momento justo para verla salir y hablarle… ¿De qué, si ella ni siquiera me conoce?

O eso creía yo hasta hoy. Porque ahora estamos acá, ella y yo. Fue un poco por casualidad, claro. Pero enfrente se sentó esa afortunada desconocida. Esa buena señora, tan charladora, que llenó el tiempo de este largo viaje por más de tres horas. Como si intuyera una historia entre ella y yo, fue tejiendo frases al vuelo. Esa buena señora nos fue haciendo completar un fichero en el aire. Dónde vivimos (en el mismo barrio). Qué hacemos (estudiamos en facultades no muy lejos una de otra). Cómo se integran nuestras familias (nada raro ni sorprendente). Hasta qué películas nos gustan (solo le faltó ir y comprarnos entradas para el cine). Por no mencionar algunos gestos tan pícaros como sugerentes que hizo con sus ojitos. Como un hada madrina, casi se apuró a tendernos con una varita mágica una mesa en la que (espero) alguna noche cenaremos ella y yo. ¡Si hasta nos reímos mirándonos, como imaginando la efervescencia de las copas al chocarlas!

Ahora, la buena señora se bajó en ese pueblito. Nos queda más de una hora para llegar a la estación terminal. No sé cómo hacer para seguir con esto. Para rellenar este tiempo. Mi tímida mano quiere extenderse para el costado también… Ella no me rechaza…

¿Le hablo del próximo estreno…?

¿Viste esa escena del trailer? Qué fenomenal, ¿eh?

¿Te gustó el beso del final?

Un roman d’amitié (Friend You Give Me a Reason), canción bilingüe interpretada por el hawaiano-portugués Glenn Medeiros y la francesita Elsa (1988). Para los que creen que ya no existen los adolescentes inocentes de corazón. Para los que creen que la inocencia es sinónimo de estupidez. Para los que no creen…


Entrada ya publicada en Letras&Poesía el mes pasado.

Lo mejor de traducción, interpretación y lengua de agosto de 2018

Lo mejor de traducción, interpretación y lengua de agosto de 2018

20 000 lenguas

Pasados unos meses de mucho trabajo volvemos a dar guerra con una de nuestras secciones estrella: el de nuestra propuesta de una selección de 20 de los mejores artículos publicados durante este último mes de agosto en el que destacamos varias propuestas de lectura de traducción, interpretación y lengua. ¡Así que este mes no faltamos a la cita! Tomad nota de nuestras sugerencias:

Ver la entrada original 1.056 palabras más

Mil queridos lectores (o más)

Fuegos_artificiales_San_Carlos

Una verdadera fiesta. Mil seguidores. Sin más palabras.

Cuando comencé a bloguear allá por junio de 2016, un hormiguear en mis dedos me llevaba a volcar pensamientos, ideas, frases en estos lienzos en blanco. De a poco se fueron acercando lectores y seguidores. Me fui integrando en colectivos con otros colegas. Me sentí acompañado y respetado.

Mil seguidores en WordPressLa vida de quien quiere escribir y publicar suele estar llena de obstáculos. Cuando me decidí a lanzar la primera edición de Amigos orientales sabía que mi camino no iba a ser sencillo. Pero quienes me acompañan aquí semana a semana me han hecho muy llevadero ese recorrido. En esta ocasión, le agradezco a mi colega traductora Bárbara, del blog Transderlust, por haberme seguido completando este mágico número.

A todas y todos, muchas gracias. ¡Gracias por estar! ¡Gracias por seguir! ¡Gracias, una vez más, por seguir visitando estas páginas!


Foto: fuegos artificiales tras la iglesia de San Carlos, una de las ciudades más antiguas de mi país. (Imagen tomada de Wikimedia Commons).

¡Titulación reconocida!

Postgrado IMUC anversoPor fin #reconocimiento #oficial del @MEC_Uruguay al #posgrado en #traducción del #IMUC @fadesga

Seguir leyendo “¡Titulación reconocida!”

¡Y se colgó la bandera, nomá’!

Antoine Griezmann bandera UY

16 de julio de 2018 (página de mi diario)

Releía recién lo que escribí hace ocho años, cuando perdíamos en la semifinal. Lloraba de orgullo. Pero lo que viví ayer con la final fue para quedarme mudo. Otra cosa no se puede decir. Porque lo que sentí…

Pasó mucha agua bajo los puentes desde aquellas líneas. Hice mis estudios y los terminé. Mientras tanto, también empecé a competir en natación. Y me conseguí trabajo en un diario. Y empecé a ahorrarme lo mío.

Hasta tuve un golpe de suerte impresionante. Fui a hacer un mandado al supermercado enorme que queda a cinco cuadras de casa, con lo que compré pude entrar en un sorteo que hacían… y gané dos pasajes para ir al mundial. Increíble. Invité a un amigo a ir conmigo. Por mi silla de ruedas no iba a ser problema, en todos lados me abren paso.

Porque yo siempre hice fuerza para abrirme paso. Y así me está yendo. Seguir leyendo “¡Y se colgó la bandera, nomá’!”

Boa

Marianela_indígenas_PY
Grande el arrojo
de valientes nativos
con boa voraz.


Pintura mural en la Casa de Retiros Marianela, Atyrá, Paraguay. Un grato recuerdo de mi primera experiencia paraguaya en 2011, de una excursión con Miguela, Matías, Máximo y Ramona.

Publicado en Salto al Reverso hace pocos días.

Enreda

ivy-stone-wallLa hiedra cubre la pared de más de diez metros de alto; los bichitos se arrastran por entre las hojas amarronadas, algunos ciempiés se confunden con los tallos llenos de raicitas. También las arañitas se animan a anidar entre el follaje, seguro que ahí siempre llegan otros bichos para alimentarles la cría. Hasta un camino de hormigas se abre paso, como en busca de un tesoro perdido. En realidad, como nos dijeron en el vivero, son cuatro especies de planta trepadora: la hedera verde y blanca, la hiedra alemana de adusto verde petróleo, la ampelopsis de noble color rojizo, y la ficus con sus hojitas redondas; entre las cuatro forman una masa tupida y multicolor, llena de vida; todo un mundo en una pared alta.

Pero Lucas no está para disfrutar con eso hoy; mañana tiene que hablar con el jefe, y ¡cómo lo pone de mal humor bancarse a ese tipo! Ahí no importan la instrucción, ni la decencia, ni el mérito, es todo cuestión de agarrarlo justo, distraído, y de ver quién puede más. Es más fácil que uno de esos ciempiés llegue arriba de todo y salte al vacío, que convencer a ese jefe de que uno hace las cosas como se debe. Pero no queda otra; ese ente autónomo, con tantos empleados públicos que lustran la silla, parece tan inmutable como otro muro de hiedra que también cubre su edificio. Pero más que una urdimbre de hiedras, más bien parece una gran red de telarañas. Telarañas de insidia, telarañas de desidia, telarañas de intrigas, telarañas de haraganería, telarañas de chismes, telarañas inútiles. Tanta urdimbre de telarañas le molesta a cualquier tipo sensato, pero es lo que hay. Hay que conformarse con ese ecosistema, porque si no te gusta, vas a la calle, y la calle está dura en estos tiempos, no hay trabajo por ningún lado, te tenés que ir. La hiedra tiene raíces adventicias para agarrarse firme a la pared; pero en estas telarañas, más que adventicios, hay advenedizos que se cuelgan por todos lados. En cualquier momento, a los muchachos se les ocurre sacar a los bichos que sobran en la telaraña, y chau inamovilidad.

Estaba empezando a pensarse un argumento para tratar de entrarle al jefe por algún lado que sirviera, cuando Pochita lo llamó a gritos. Le cortó la inspiración, igual que siempre. Y no era para menos: había dejado la canilla abierta, la manguera a medio enchufar se había zafado, y todo el patio estaba encharcado de agua.

—Pero… si serás distraído, Luqui… Vos sabés que a las espadas de san Jorge que tanto me costó plantar, les hace mal el agua. Vos siempre pensando en pavadas, y encima otra vez te olvidaste de ir a comprarme la leche para los chiquilines. Y mañana, ¿qué desayunan?

Allá va Lucas a tratar de conseguir leche; por suerte es amigo del almacenero. Le golpea, le llora la milonga, le compra una botella de a litro. Pero antes de volver, arranca para Veintiuno. Llega al quiosco, pide Nevada con filtro, saca los últimos veinte nuevos pesos que tiene en el bolsillo, paga, y se vuelve pitando. El humo lo ayuda a aclarar las ideas; pero el viento que sopla por Luis de la Torre le llena la cara de pelusa, y eso es muy fastidioso. Deja la botella de leche en un murito, se restriega los ojos y, al mirar para abajo, no puede creer lo que ve: tirado allá entre las malvas, medio tapado por la pelusa de los plátanos, un portafolio. No es cualquier portafolio, no; es de cuero de yacaré, de los buenos que ya no se consiguen. Tira el cigarro y se acerca al portafolio; lo mira, se muere de ganas de agarrarlo y abrirlo. Un follaje de ideas le bulle en la cabeza.


Publicado en Letras&Poesía en noviembre de 2016.

“El mundo en tus manos”, comunicado especial.

A todos los interesados en “El mundo en tus manos”, el colectivo #TextosSolidarios les comunica:

metáfora de un grito

Mockup1

Hemos tenido dificultades técnicas y burocráticas que han retrasado la publicación del libro solidario “El mundo en tus manos”. Desde la redacción de Scripto os pedimos disculpas a todos los colaboradores y amigos por el retraso y las molestias ocasionadas.

La web de Scripto y el correo no están disponibles todavía. En breve esperamos disponer de estos canales de comunicación con todos vosotros. Mientras, iremos informando de las novedades a través de los blogs de los diversos miembros de la redacción.

Ahora el libro es una realidad gracias al esfuerzo de todos los que habéis colaborado, a CJ-Editorial y a todos los que habéis dedicado tantas horas de trabajo en Scripto.

Ver la entrada original

Solemne (sin) rugido

León LuisdelaTorre y Ros

Noble morada
con acceso celado
por digno guardián.


Escultura de mármol de un león (Panthera leo) a la entrada de una finca en el barrio de Punta Carretas, Montevideo, Uruguay.


Originalmente publicado en Salto al Reverso en abril.