Etiqueta: Infantil

El ómnibus de juguete del banco

Banco Transatlantico omnibusMiro el ómnibus de juguete, ese que dice «BTU», y me llena de ternura. Me acuerdo cuando era un chiquilín, ¡cómo me gustaban esos chiches! En casa había de todo: camioncitos, autitos, un robot astronauta, un trencito a pila y los ladrillitos del Lego. Y, por si fuera poco, a la hora de la siesta me iba a la cocina, agarraba ollas y tapas, y me ponía a hacer ruido, copiando a un baterista. Digan que mi abuela dormía como un tronco, que si no, me hubiera dicho de todo… ¡el nene embromando a la hora de la siesta! Seguir leyendo “El ómnibus de juguete del banco”

Anuncios

Crítica negativa de El Principito

El Principito
Cuando recién comenzaba a bloguear, escribí una breve entrada sobre la musa inspiradora de El principito. Aquí nos llega un comentario diferente sobre esta obra, no se asusten con lo que van a leer. Cortesía de Casiopea.

Buscando a Casiopea

En la corta historia de El Principito desde que se publicara en 1943, el icónico libro francés se ha convertido en el onceavo libro más leído de la historia y uno de los más vendidos. La novela corta de Antoine de Saint-Exupéry fue publicada en francés e inglés, sin embargo, no pudo ser leída en Francia hasta que esta fue liberada en 1946, una vez que su autor ya había fallecido.

Ver la entrada original 752 palabras más

Invisible y esencial

El Principito

Muchos recordamos esa frase «lo esencial es invisible a los ojos». Sí, una de las varias de El principito, del genial Antoine de Saint-Exupéry. Esa narración ilustrada por el propio autor, llena de minúsculos planetas cubiertos por mantos reales o la boa que se come un elefante. Muy inocente e infantil, y sin embargo tan cargada de críticas a lo que en aquella época se consideraba correcto o importante. Seguir leyendo “Invisible y esencial”

Cuando un grande escribe para chicos

wishing_tree_faulkner

Una de las figuras más destacadas de la literatura norteamericana fue William Faulkner, Premio Nóbel de Literatura en 1949. Llegó a tener mucha influencia sobre grandes autores latinoamericanos.

Fue autor de novelas como El ruido y la furia, también escribió guiones para películas como Tener y no tener, así como una interminable lista de relatos. Yo apenas llegué a leer uno: el único libro para niños de su autoría. Una obrita cuyo original fue escrito a máquina y encuadernado por el propio autor. Seguir leyendo “Cuando un grande escribe para chicos”